A 60 años del primer vuelo del YF-107A

A 60 años del primer vuelo del YF-107A

Por José Nicolás Rodríguez | Colaborador TallyHo |

Con fecha, 10 de septiembre de 1956 efectuó su primer vuelo de pruebas un jet de combate, el cual a pesar de nunca haber entrado en producción, sin duda dejó una huella en la historia aeronáutica militar Norteamericana de los años 50, y es considerado como uno de los mejores jet de su tipo, nos referimos al YF-107A.

Fabricado por la North American, el YF-107A, fue un cazabombardero con capacidad nuclear derivado del famoso F-100A Super Sabre. Este proyecto nació el 11 de junio de 1954 cuando la Fuerza Aérea Norteamericana (USAF) firmó un contrato con la North American para el desarrollo y construcción de un nuevo cazabombardero, cuya denominación original era F-100B. Posteriormente, el 8 de julio de 1954, la USAF cambió el nombre por F-107A. Esto obedeció solamente a que esta aeronave era muy diferente al Super Sabre, por lo cual requería de una nueva denominación.

A pesar de que nunca al proyecto se le dio un nombre oficial, es posible encontrar en algunas publicaciones que lo llaman por “Super Super Sabre” o “Ultra Sabre”. También es posible encontrarlo con designación YF-107A.

El diseño se caracterizó por tener la entrada de aire del motor en la parte superior del fuselaje, inmediatamente después de la cabina. Gracias a esa modificación pudo almacenar armamento nuclear. Opcionalmente cuando no requería llevar armamento, se le podía instalar un estanque de combustible auxiliar.

También estaba equipado con cuatro cañones M-39E de 20mm. Además de cinco puntos de armamento: dos en cada ala y uno bajo el fuselaje.

  • th-f107-60-aniversario01
  • th-f107-60-aniversario02
  • th-f107-60-aniversario03

En comparación con el F-100A, este aparato tenía el fuselaje más largo, sistema de control de vuelo automático, estabilizador horizontal y vertical de movimiento completo, un sistema que regulaba automáticamente la entrada de aire al motor y frenos aerodinámicos.

Estaba propulsado por una turbina Pratt & Whitney J75-P-9 con Postquemador, de 24.500lbs.

El primer vuelo de pruebas se realizó en la Base Aérea Edwards, el 10 de septiembre de 1956, con el F-107A s/n 55-5118. A los mandos iba el piloto de pruebas de North American, Bob Baker. La aeronave alcanzó velocidad Mach 1.04, superando la barrera del sonido. Pero al momento de aterrizar sufrió algunos daños leves, debido a que el paracaídas de frenado falló provocando que se saliera de la pista y terminara en una zanja. Posteriormente fue reparado y el 3 de noviembre de 1956 alcanzó velocidad Mach 2.

El segundo prototipo, s/n 55-5119, voló el 28 de noviembre de 1956. Este fue utilizado como banco de pruebas de armamento.

El tercer y último prototipo, s/n 55-5120, hizo su vuelo el 10 de diciembre de 1956.

A pesar de haber demostrado buenos resultados en los vuelos de prueba, el Comando Aéreo Táctico (TAC), decidió realizar un competencia entre el modelo de North American y el de Republic Aviation Corporation, llamado YF-105 Thunderchief, diseñado para cumplir los mismos requerimientos. Finalmente en marzo de 1957, el TAC, se decidió por el Thunderchief como su nuevo caza bombardero táctico. Fue así como el F-107A y sus tres prototipos fueron relegados a vuelos de prueba y la orden de pre-producción se canceló.

A mediados de 1957, los prototipos números 1 y 3, fueron facilitados al Comité Consejero Nacional para la Aeronáutica (NACA), actual NASA, para realizar vuelos de pruebas a alta velocidad. En septiembre de 1959, el tercer prototipo resultó dañado al abortar el despegue. A los mandos iba el piloto de pruebas Albert Scott Crossfield, quien el 20 de noviembre de 1953, alcanzó por primera vez el doble de la velocidad del sonido. Posteriormente dicha aeronave no fue reparada y se utilizó en entrenamiento de rescates hasta ser desmantelado a principios de los años 60. Posteriormente fue visto durante los años 70, almacenado en pésimas condiciones en el patio de la Colección Tallmantz, en el Aeropuerto John Wayne, ex Orange County (SNA/KSNA), en Santa Ana, California. Actualmente se desconoce su ubicación.

Mientras que los otros dos demostradores se encuentran preservados en los siguientes museos:

F-107A s/n 55-5118. Museo del Aire y del Espacio Pima. Base Aérea Davis-Monthan, en Tucson Arizona.

F-107A s/n 55-5119. Museo Nacional de la Fuerza Aérea Norteamericana. Base Aérea Wright Patterson, en Dayton Ohio.

About The Author

Related posts