100 años de la llegada a Chile de la Misión Huston y su desconocido, pero notable aporte

El Mayor Victor Huston (Centro), junto a dos de los grandes aviadores vencedores de la Cordillera de Los Andes. A la izquierda Teniente Armando Cortínez y a la derecha Teniente Dagoberto Godoy. Atrás un avión Bristol M-1C.

A fines del mes de octubre, más concretamente un día 28, pero de 1918, llegaba a Chile el Capitán del Royal Flying Corps Victor Henry Huston, quien en Chile sería el que “sembró” la semilla de la inquietud de contar con un arma aérea independiente de las Fuerzas Armadas existentes: Ejército y Armada.

Corría 1918 y la gran Guerra Mundial, que convulsionó al mundo entre 1914 y 1918, había impedido obtener para la naciente Escuela Aeronáutica Militar de Chile nuevos aviones, y en tanto, se continuaba con aviones obsoletos desde su creación en 1913. Como parte del esfuerzo de guerra el Reino Unido había retenido la entrega de dos acorazados clase Almirante Latorre, encargados por Chile en 1914. Lo anterior motivó una compensación de parte del Reino Unido que se materializó en la entrega de varios aviones entre otras unidades militares.

A contar de fines de 1918, se comenzaron a recibir gran cantidad de material aéreo de origen británico, totalizando 52 aeronaves, que llegaron de manera paulatina. En noviembre de ese mismo año llegaron solo seis Bristol M1C (*) de un total de doce, que sin duda fueron pieza fundamental para el proceso de adaptación desde los obsoletos aviones que se contaba a aviones “modernos”.

Para poder hacer frente a las necesidades de instrucción y consulta técnica para la llegada de los nuevos aviones Bristol, el Gobierno de Chile dio instrucciones al Ministro de Chile en Inglaterra Agustín Edwards M. para que buscara una persona idónea para dicha labor. El oficial seleccionado fue Capitán de la nueva Royal Air Force Victor Henry Huston, quien sería contratado por el Gobierno de Chile por un año. Por contrato se le asignó el rango de Mayor y la posibilidad de usar el uniforme con dicho grado, aunque supeditado a las leyes chilenas y sin privilegios especiales. Su pago era de 1.000 libras esterlinas que se le cancelaron desde que salió de Londres. Luego el 24 de diciembre de 1918, fue nombrado Sub-Director de la Escuela de Aeronáutica Militar.

El Capitán Victor Huston
Nació en Belfast, condado de Antrim en Irlanda, vivía en Canadá cuando se enlistó en el Ejército. Victor Henry Huston sirvió con la Fuerza Expedicionaria de Canadá en Francia en 1915. Se trasladó al Royal Flying Corps en 1916 y fue enviado al Escuadrón 18. Huston y sus observadores obtuvieron seis victorias en 1917, fue piloto de F.E.2b (**) y el mejor as en su escuadrón. Recibió la Cruz Militar el 18 de  junio de 1917.

La Misión Huston
Una vez arribado a Chile el Mayor Huston, tuvo como primera tarea el armado de los aviones Bristol M-1C que arribaron en noviembre de 1918, en dicha labor contó con el apoyo del Ingeniero de la Armada Fernando Solano, junto a ellos trabajaron los Mecánicos ingleses W. Preston y A. Oakes. Fruto del arduo trabajo de este equipo fue que el día 19 de noviembre de 1918 el Mayor Huston surcaba los cielos capitalinos en el primer Bristol M-1C armado en Chile. Luego siendo el Teniente Dagoberto Godoy el primer chileno en volar un Bristol el día 29 de noviembre de ese mismo año.

Habiendo trabajado junto al personal chileno y habiendo instruido a varios pilotos en el nuevo material de vuelo de procedencia inglesa, el Mayor Huston el día 19 de noviembre entregaba un documento al Coronel Pedro P. Dartnell que estaba el Jefe del Departamento Ingenieros y Comunicaciones unidad de la cual dependía la Aviación Militar. En dicho documento se expresaba lo que sería la “semilla” de la unificación de los servicios de aviación en una sola rama independiente del Ejército y la Armada.

En dicho escrito, la parte más importante señalaba: “… el Servicio Aéreo de Chile debe ser una sola rama separada y atendida por el Ministro de Guerra y Marina, con excepción de las operaciones militares y navales cuando estas tres fuerzas deban prestar sus servicios, pero en todos los casos el servicio aéreo debe ser siempre dirigido por un solo jefe, como en la Marina y en el Ejército”.

Estas palabras o bien sugerencias del Mayor Huston, tuvieron una rápida acogida y el Presidente de la República Juan Luis Sanfuentes firmaba el Decreto N°654, el 18 de marzo del año 1919 en el cual se creaba la Dirección de la Fuerza Aérea Nacional, al mando del Coronel Dartnell. Si bien este organismo tuvo una corta vida, fue el inicio de la inquietud para formalizar un servicio aéreo independiente, al mando de aviadores. Recordemos que en 1930 se conforma la Fuerza Aérea Nacional al fusionar los servicios aéreos del Ejército y la Armada.

El Mayor Huston, fue un entusiasta instructor que confiaba en las habilidades de los pilotos chilenos, quedando demostrado en la rápida instrucción que tuvo el Teniente Dagoberto Godoy en vuelos en altura, y quien solo 12 días después de haber volado en el Bristol M-1C realizó el cruce de la Cordillera de Los Andes el 12 de diciembre de 1918. Cabe destacar que en un principio se pensó que por experiencia debía ser el propio Huston el que realizase la hazaña, sin embargo él mismo indicó que “debía” ser un aviador chileno.

El Mayor Victor Huston (der) junto al Teniente Armando Cortínez, luego de que este último regresara a El Bosque de su doble cruce a la Cordillera de los Andes en un Bristol M-1C

Otro de los importantes aportes del Mayor Huston, fue en la aplicación de la instrucción “inglesa” de doble mando de los aviones que permitía tener mucho mayor control en la enseñanza del vuelo además de centrar todo en esos tipos de aviones, desplazando a los artilugios usados hasta esa fecha como: “Pingüino”, “El Terror” o el “Dupperbarril”.

Luego participaría en los primeros vuelos de un hidroavión en Chile al probar el Sopwith Baby en la bahía de Talcahuano el 3 de julio de 1919, ocasión en la cual se realizaron tres vuelos, siendo el primero de ellos al mando del Mayor Huston, quien demostró las capacidades del nuevo avión.

En marzo del año 1920, se dispuso que la Aviación Militar participara en las maniobras militares de ese año que tendrían lugar en la zona de Dichato y Tomé. Para ello se conformó una Escuadrilla al mando del Teniente 1° Sócrates Aguirre y al Mayor Huston como consultor y director técnico. Se debieron embarcar en Ferrocarril todo lo necesario para la misión que tendría como base de operaciones el Club Hípico de Concepción.

Para darle realce al despliegue, el Coronel Dartnell, dispuso que el Mayor Huston, realizara los preparativos para el retorno en vuelo de la Escuadrilla desde Concepción a Santiago. Para el retorno el día 7 de marzo, estuvieron a punto un Avro y el Nieuport. En el primer avión voló el Mayor Huston con el Teniente 1° Aguirre como pasajero, llegando a Santiago el mismo día a las 15:15 previa escala en Curicó.

Sin duda el aporte de este poco conocido oficial de la Royal Air Force en Chile, tuvo grandes repercuciones tanto en la formación y preparación de pilotos, como de las aeronaves, siendo la más notoria la inquietud y sugerencia de generar un servicio aéreo independiente de las otras ramas de las Fuerzas Armadas. En Chile se le concedió la “Orden al Mérito”.

Ya retirado de las Fuerzas Armadas, y de vuelta en Inglaterra el Mayor Huston estaba viviendo en Londres, cuando fue víctima de uno de los Raids de bombardeo a Coventry, durante la Batalla de Inglaterra, falleciendo a la edad de 50 años el 10 de abril de ese 1941.

Bibliografía:
Historia de la Fuerza Aérea de Chile Tomo I 
Historia de la Fuerza Aérea de Chile Tomo I, de Rodolfo Martínez Ugarte (1963)
Historia de la Aviación en Chile, Tomo I, de Enrique Flores (1933)
http://www.lisburn.com Huston Family


(*) Uno de esos Bristol solo un mes después de llegado a Chile protagonizaría la hazaña del cruce de la Cordillera de Los Andes.

(**) F.E. 2B, Farman Experimental 2 B avión biplaza de reconocimiento inicialmente luego fue utilizado como caza y bombardero, biplano.

 

 

About The Author

Related posts