A 78 años del desastre del Hindenburg

aviacion-historia-hindenbueg-desastre
Este colosal dirigible, de más de 245 mts de largo, (del largo de 3 Boeing 747-8 en fila), tenía matrícula D-LZ129 y estaba volando desde el 4 de marzo de 1936. Producido por la entonces exitosa Compañía Zeppelin de Alemania era el primero de la “clase Hindenburg”.

En su vuelo número 63 el itinerario era procedente de Frankfurt Alemania con destino a la Base Naval de Lakehurst, en Nueva Jersey (EE.UU.). La ruta fue Frankfurt, sobrevolando Colonia y luego Holanda, para cruzar el Canal de la Mancha enfrentando la zona sur de Inglaterra para poner proa al Atlántico, pasando por el extremo sur de Groenlandia. Alcanzando las costas de EE.UU. en Newfoundland, encontrando fuertes vientos en contra. El dirigible voló a Boston, y luego estaba sobrevolando los rascacielos de Manhattan, llegando por el sur a la Base Naval de Lakehurst, sin embargo las malas condiciones climáticas hicieron que se optara por demorar el aterrizaje.

Era el jueves, 6 de mayo de 1937, cuando finalmente el Hindenburg se aproximó a Lakehurst por el suroeste a las 19:00 hrs. hora local, a una altura de 600 pies. El Capitán Pruss a bordo del Hindenburg realizó un amplio viraje por la izquierda para descender con un patrón ovalado alrededor del noreste del campo aéreo, para así alinearse con el viento desde el oeste. En esa maniobra se encontraban cuando el primer oficial el Capitán Albert Sammt, se percató de que estaba bajando demasiado la zona de cola y procedió a activar las celdas de hidrógeno para mantener la correcta flotabilidad de la aeronave, al notar que no se lograba el efecto deseado Sammt, ordenó hacer 3 lanzamientos del agua de contrapeso por un total de 1.100 Kg, tampoco fue suficiente por lo que se ordenó a 3 tripulantes llevar peso hacia la proa.

Mientras el Capitán Sammt, trabajaba en mantener la compensación del dirigible, el viento cambió de dirección de este a suroeste. Por su parte el Capitán Pruss, con este cambio de dirección iba a tener que aterrizar con el viento desde el suroeste de frente en lugar de el viento del este que él había originalmente planeado al hacer el patrón de descenso ovalado.

En ese contexto el Hindenburg estaba muy próximo a la zona de aterrizaje y del gran mástil de amarre, lo que le dejaba poca capacidad de maniobra en esa área. Preocupado por aterrizar lo más pronto posible y que las condiciones climáticas empeoraran el Capitán Pruss, decide ejecutar un apretado viraje en “S” para cambiar la dirección de aterrizaje de la aeronave. Él ordenó un giro a babor para hacer pivotar hacia fuera, y luego una curva cerrada fuerte a estribor para alinearse con el viento para el aterrizaje. (*)

Después del viraje en “S” para cambiar la dirección de aterrizaje, el Capitán Pruss, continuó con su aproximación hacia el gran mástil de amarre, ajustando la potencia de los dos motores delanteros y dos motores traseros y siendo las 19:21 hrs. hora local, y a una altura de 180 pies, se lanzaron las cuerdas de la zona de proa.

La tragedia
Pocos minutos después de ser lanzadas las cuerdas, el encargado del lugar del desembarco observó lo que describió como ondas de “aleteo” en la cobertura exterior del dirigible por el lado de babor entre los marcos 62 y 77 los cuales contenían la celda de gas número 5. Según su testimonio se veía como que el gas estaba presionando contra la cobertura de la aeronave.

Otro testigo de la tragedia, desde el mástil vio algo similar detrás de uno de los motores. Finalmente a las 19:25 hrs. hora local las primeras llamas fueron visibles en la zona superior y cerca del estabilizador vertical, muy cercano al ducto de ventilación de las celdas 4 y 5. Así comenzó el desastre y en 40 segundos se consumió toda la estructura del dirigible, el Hindenburg transportaba 36 pasajeros y 61 tripulantes, pereciendo 13 de los pasajeros y 22 personas de la tripulación. De este modo se terminaba el gran símbolo de la Alemania Nazi de Hitler.

El desastre fue ampliamente cubierto por los medios de la época y supuso el fin de los dirigibles como medio de transporte.


(*) Según muchos teóricos que han estudiado el tema en profundidad ésta acción del Capitán Pruss, habría “estresado” la compleja estructura del dirigible generando la tragedia.

 

About The Author

Related posts