100 años del exitoso correo aéreo del aviador Clodomiro Figueroa en Chile

En la imagen el aviador Clodomiro Figueroa, recibe del Capitán Enrique Pérez Lavín, el saco con las 539 cartas que viajarían por vía aérea a Valparaíso. La imagen es en el Club Hípico de Santiago.

Un día 1 de enero de 1919, el incansable aviador pionero chileno Clodomiro Figueroa protagonizaba otra jornada histórica para la aviación nacional, al ser el primer piloto en realizar un vuelo específicamente para llevar correo aéreo en Chile. El vuelo se realizó en el noble avión Blériot XI de 80 HP bautizado “Valparaíso”, el cual despegó desde el Club Hípico de Santiago con dirección a el Parque Alejo Barrios en Playa Ancha, Valparaíso.

La idea de realizar un vuelo para transportar correspondencia surgió del Aero Club de Chile, (actual Club Aéreo de Santiago). El vuelo se realizó durante el -entonces tradicional- Torneo Militar de Año Nuevo, que congregó a gran cantidad de público, y con una gran difusión publicitaria. Para poder costear el vuelo -cosa siempre muy compleja en esos años- se procedió a cobrar $5 por cada carta que se enviaría por vía aérea. Ese valor quedaba registrado en una estampilla especialmente diseñada y que indicaba “cinco pesos” en la cual además se aprecia un retrato del aviador civil Clodomiro Figueroa.

El vuelo se inició a las 08:25 hrs y tuvo una duración de 1 hora y 15 minutos. En Valparaíso la carga consistente en nada menos que 539 cartas, entregándose cartas a los principales diarios de la ciudad, otra parte de la correspondencia se entregó por medio de un servicio de automóviles (coordinado con antelación) a los que se les pagó $1 por cada carta entregada, en tanto las cartas que no pudo entregar por la distancia fueron depositadas en el correo local agregando un sello de 10 centavos para su envío, que era el franqueo vigente en la época.

Debido a que en la tarde de ese día había mucho viento el vuelo de retorno se aplazó, y finalmente siendo las 19:05 hrs de ese 1 de enero, el aviador emprendió el vuelo de regreso a Santiago sin embargo cuando arribó a la zona del Club Hípico ya era de noche y no había nadie esperándolo y mucho menos alguna luz “fogatas” que indicara la ubicación de la “cancha”. Como siempre el aviador Figueroa hizo gala de su habilidad y coraje logrando aterrizar guiándose por las apenas perceptibles empalizadas blancas de las pistas de carreras de caballos del Club Hípico.

A su arribo a Santiago con una carga de alrededor de 450 cartas procedentes de la zona de Valparaíso, el aviador se dirigió a las oficinas de El Mercurio y El Diario Ilustrado entregando la correspondencia que sería repartida esa misma noche. Acto seguido se dirigió a la Moneda donde se reunió con el Presidente de la República Juan Luis Sanfuentes para entregarle personalmente la misiva que le enviara el Intendente de Valparaíso.

Deuda histórica
Si bien el vuelo de ida y regreso de Clodomiro Figueroa fue exitoso y muy reconocido, no es  menos cierto que el primer correo aéreo lo realizó dos años antes el aviador chileno David Fuentes, también volando un avión Blériot XI. El vuelo de Fuentes se realizó entre el 10 y el 11 de diciembre de 1916 entre la ciudad de Ancud y Puerto Montt y llevaba un pequeño paquete con cartas siendo las más conocida la  misiva de saludo del Alcalde de Ancud a su símil de Puerto Montt.


Bibliografía:
El Aviador Inmortal, publicación del Instituto de Investigaciones Histórico Aeronáuticas de Chile, autor Héctor Alarcón Carrasco.
Revista AeroHistoria N° 12, Diciembre 2018
chilecronicas.com

 

About The Author

Related posts