Dos años de operaciones de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas en Siria

Dos años de operaciones de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas en Siria

A dos años de los primeros ataques de aeronaves rusas operando en Siria, hacemos un recuento de las principales acciones en ese frente del conflicto contra el denominado ISIS.

Sin duda alguna que el contingente ruso operando en Siria, no ha pasado desapercibido. Además ha sido muy variado en cuanto a aviones de combate se refiere convirtiéndose en un conflicto que ha servido para “probar en combate” las más modernas unidades en el inventario de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas.

Antecedentes
En un acuerdo suscrito en Damasco el día 26 de agosto del 2015, se autorizaba la presencia de un contingente aéreo ruso en territorio Sirio. Lo anterior en respuesta a la solicitud de ayuda del Presidente Sirio Bashar Al Assad para combatir a los terroristas. Luego este acuerdo fue ratificado el 14 de octubre del 2016 por el Presidente Ruso Vladimir Putin.

En ese contexto fue que se desplegó un contingente ruso a la Base Aérea de Khmeimim (Aeropuerto Internacional  Al-Assad) ubicada en Latakia, situada a unos 200 kms al nor-oeste de Damasco, la capital de Siria.

Operaciones
Durante el primer año de operaciones se realizaron unas 9.000 salidas de combate y se liberaron más de 400 localidades de Siria. Ya a inicios de septiembre del 2015 se visualizaban aviones: Sukhoi SU-24M/M2 Fencer, SU-25SM/UM Frogfoot, SU-30SM Flanker-C y SU-34 Fullback. Las primeras salidas de ataque se llevaron a cabo el 30 de septiembre y consistieron en ataques de precisión que incluyeron almacenamiento de armamento, vehículos de combate, infraestructura diversa y centros de mando y control.

De acuerdo a lo indicado por el Ministerio de Defensa de la Federación Rusa, los más modernos aviones Sukhoi SU-34 realizaron sus primeros ataques de precisión desde una altura de 5.000 metros, gracias a los sistemas de navegación.

  • th-operaciones-rusas-en-siria-01
  • th-operaciones-rusas-en-siria-02
  • th-operaciones-rusas-en-siria-03
  • th-operaciones-rusas-en-siria-04
  • th-operaciones-rusas-en-siria-05

Aeronaves operativas
En la base aérea de Jmiemin, se comenzaron operando en septiembre del 2015: 12 SU-24, 12 SU-25, 4 SU-34 y un número indeterminado de SU-30 además de helicópteros 12 Mil Mi-24. Además de aviones de apoyo de transporte como IL-76, así como tanqueros IL-78. Además del puente aéreo de transporte de material de apoyo al despliegue de las unidades rusas, en que operaron Antonov An-124 y Tupolev TU-154.

En lo que respecta a helicópteros han sido desplegados los modernos Mil Mi-28N y Kamov KA-52 de ataque, para operaciones de apoyo aéreo cercano y C-SAR (Combat Search and Rescue).

Otro interesante avión desplegado en Siria ha sido el TU-214R que es el avión más avanzado en el inventario ruso de Guerra Electrónica.

En marzo de 2016, se realizó un redespliegue de las fuerzas rusas en Siria y retornaron al territorio ruso algunas de las aeronaves como los SU-34, SU-25 y SU-30.

En tanto en septiembre de este año fue posible ver algunos aviones Mig-29SMT (versión modernizada del Mig-29) operando en Siria

Ataques con bombarderos pesados
También se han realizado operaciones con bombarderos pesados rusos, como el Tupolev TU-22M3 que han operado desde la base Hamedan en Irán. En junio del 2016 fue visto por primera vez un avión  TU-142 realizando labores de reconocimiento. En otras operaciones de bombardeo también han participado los Tupolev TU-160 Blackjack. Otros bombardeos han sido realizados por Tupolev TU-95MS lanzando misiles J-101 contra objetivos siendo los últimos bombardeos en Idlib y Deir ez Zor.

Despliegue embarcado
En noviembre del año 2016 y hasta febrero del 2017 se desplegó el portaaviones ruso Admiral Kuznetzov con una dotación de aviones SU-33 con el sistema SVP-24 que les permitía realizar bombardeos con mayor precisión. Además de aviones Mig-29K, y helicópteros Ka-27 y Ka-31. Las aeronaves embarcadas realizaron un total de 420 salidas de combate, más 117 salidas nocturnas de combate y más de 750 misiones de búsqueda y rescate.

  • th-operaciones-rusas-en-siria-06
  • th-operaciones-rusas-en-siria-07
  • th-operaciones-rusas-en-siria-08
  • th-operaciones-rusas-en-siria-09
  • th-operaciones-rusas-en-siria-10

Operaciones aéreas conjuntas
El 18 de enero de este año, se realizó la primera operación aérea conjunta entre aeronaves rusas y turcas. La formación estuvo compuesta por 4 SU-24, un SU-34, y por parte de Turquía cuatro F-16 y cuatro F-4. Con estas aeronaves se conformaron el COMAO (Combined Air Operation). Una de las particularidades de esta operación fue la coordinación de dos fuerzas con procedimientos y estándares totalmente diferentes, dado que Turquía opera bajo sistema OTAN. Los objetivos se encontraban en Al-Bab, en la provincia de Aleppo (Siria).

Derribos y pérdidas
En estos dos años de operaciones de combate se han perdido algunas aeronaves por diversos motivos. El 24 de noviembre de 2015, un SU-24 fue derribado por un F-16 de Turquía aparentemente porque el avión ruso violó el espacio aéreo turco.  El Sukhoi era tripulado por dos pilotos los cuales lograron eyectarse, sin embargo solo uno de ellos sobrevivió. En tanto un helicóptero Mil Mi-8 que se desplegó para el rescate del piloto sobreviviente fue derribado por fuego desde tierra.

El 12 de abril del 2016 un helicóptero Mil Mi-28N se estrelló cerca de Homs derribado por armas desde tierra. El 8 de julio del 2016 se perdió un Mil Mi-25/35 en Palmyra. El 1 de agosto del 2016 un Mil Mi-8 fue derribado por fuego desde tierra en Idlib. El 3 de noviembre un Mil Mi-35M realizó un aterrizaje de emergencia en Palmyra.

A fines del 2016 se desplegó el portaaviones Admiral Kuznetzov y el día 14 de noviembre de ese año se perdió un Mig-29KUB al no poder aterrizar en el portaaviones, eyectándose el piloto. El día 3 de diciembre del 2016, se perdió un SU-33 al no poder engancharse en el cable del portaaviones y estrellándose en el mar eyectándose el piloto.

Sin duda alguna el despliegue de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas en Siria, ha sido de gran interés tanto para los propios rusos para “probar en combate” diversas aeronaves nuevas de su inventario, como para otras potencias mundiales para observar las capacidades de Rusia en términos operativos en un conflicto real.

Post source : Ministerio de Defensa de la Federación Rusa / RT

About The Author

Related posts